Japón bate récord mundial de velocidad de transmisión de datos

En un logro sorprendente, ingenieros japoneses han batido el récord mundial de velocidad de transmisión de datos en cables de fibra óptica, un logro que era mantenido por científicos británicos desde agosto de 2020, quienes en su momento lograron una velocidad de transmisión de datos de 178 terabits por segundo (178,000,000 megabits por segundo), Para que usted se dé una idea, con esa velocidad sería posible descargar toda la biblioteca contenida en la base de datos de Netflix en menos de un segundo.

Ahora, los ingenieros japoneses liderados por el físico Benjamin Puttnam del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (NICT) de Japón, han logrado una velocidad de transmisión de datos de 319 terabits por segundo (319,000,000 megabits por segundo), casi el doble del récord anterior.

Para lograr esto, los científicos utilizaron un cable acoplado a cuatro núcleos, el cual canaliza los datos de transferencia en cuatro tubos de fibra óptica, a diferencia de los estándares actuales, que solo utilizan uno. La transmisión de datos utiliza la famosa “multiplexación por división de longitud de onda” (WDM), una tecnología que multiplexa varias señales portadoras ópticas en una única fibra óptica utilizando diferentes longitudes de onda de luz láser. Para la transmisión de datos, los científicos japoneses utilizaron un láser que divide las señales en 552 canales y las envía por los cuatro núcleos de fibra óptica a lo largo de un cable de más de 3,000 kilómetros.

Para evitar la pérdida de transmisión debido a las largas distancias, el equipo utilizó amplificadores construidos a base de tulio y erbio, dos de los elementos que forman parte del grupo de las tierras raras, utilizados para fabricar productos tecnológicos y de armamento.

El equipo espera que la fibra óptica de cuatro núcleos pueda permitir una transmisión práctica de alta velocidad de datos a corto plazo, contribuyendo de esta forma a la realización del sistema de comunicaciones troncal, necesario para la difusión de nuevos servicios de comunicación más allá del 5G. “Se espera que este resultado ayude a la realización de nuevos sistemas de comunicación que puedan soportar nuevos servicios hambrientos de ancho de banda”, explican los autores en su estudio.

La investigación se presentó en el International Conference on Optical Fiber Communications el mes pasado, y puedes ver el documento aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.