Descubren una mina clandestina de Bitcoins que funcionaba con miles de PlayStation 4

En los últimos meses, el negocio de las criptomodenas ha aumentado drásticamente. Sin embargo, también lo hacen los métodos que algunos “intelectuales” utilizan para minar dichas criptomonedas, un proceso en el cual se consume una gran cantidad de energía eléctrica.

No han pasado ni dos meses desde que las autoridades británicas dieran a conocer sobre el descubrimiento y desmantelación de una mina clandestina de bitcoins creyendo que se trataba de una plantación ilegal de cannabis. Ahora, las autoridades ucranianas han informado un curioso caso de una mina clandestina de Bitcoins, la cual funcionaba con más de 5,000 equipos electrónicos, de los cuales, más del 70% (3,800 equipos) eran consolas PlayStation 4.

El problema en sí no es la granja que se dedicaba al mundo de las criptomonedas, sino que, como muchas otras que se han descubierto, esta robaba energía del suministro destinado a los residentes de Kiev y Vinnytsia. “Los atacantes tomaron electricidad ilegalmente de las redes de JSC Vinnytsiaoblenerho. Para ocultar sus actividades, utilizaron métodos convencionales de contabilización del consumo de electricidad”, informa el Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) en su sitio web. 

De acuerdo con SBU, detrás de la granja existía un método sofisticado para ocultar la gran cantidad que la mina consumía, al poner en funcionamiento los 5,000 equipos electrónicos (dentro de los cuales figuraban los PS4). Las autoridades de dicho país calcularon que los criptomineros habían robado energía por un valor de más de 250,000 dólares.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Pero por qué se consume bastante energía al producir bitcoins? Las criptomonedas son creadas por computadoras de alta potencia que resuelven complejos acertijos. Este proceso requiere del consumo de una gran cantidad de energía, la cual es producida a través del combustible fósil. Es por esta razón que en los últimos meses, las criptomonedas se han asociado con un impacto negativo importante en el medio ambiente.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.