Se acaba de informar del primer caso conocido de un paciente con dos variantes diferentes de COVID-19

El caso de una mujer belga de 90 años se ha convertido en el centro de atención de los medios que siguen minuciosamente los informes de la COVID-19, pues al parecer se ha convertido en el primer caso documentado de una coinfección simultánea de las variantes  alfa y beta de SARS-CoV-2.

El caso, discutido en el el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas (ECCMID) de este año, explica que la mujer contrajo al mismo tiempo la variante británica y la variante sudafricana, lo cual repercutió para que se agravara aún más su enfermedad y le provocara la muerte; además, la mujer no estaba vacunada.

Según los informes médicos emitidos en el Congreso, la mujer fue diagnosticada positiva a SARS-CoV-2 en marzo de este año y, si bien en un inicio sus síntomas eran leves y sus niveles de oxígeno se mantuvieron estables, su condición fue deteriorándose muy rápido, lo cual le provocó la muerte 5 días después.

“Ambas variantes circulaban en Bélgica en ese momento, por lo que es probable que la mujer estuviera coinfectada con virus diferentes de dos personas diferentes”, explicó la Dr. Anne Vankeerberghen, bióloga molecular del hospital OLV, al medio británico The Guardian. «Desafortunadamente, no sabemos cómo se infectó». 

El caso clínico aún no se envía para su revisión y publicación en alguna revista médica, pero se presentará en un congreso europeo sobre microbiología y enfermedades infecciosas. De acuerdo con Vankeerberghen, existe una elevada posibilidad de que hayan más casos similares como este, pero podrían estar subestimándose debido a la escasez de pruebas de PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa) para la detección de múltiples variantes del nuevo coronavirus.

“Este caso resalta la necesidad de más estudios para determinar si la infección con múltiples variantes preocupantes afecta el curso clínico de la COVID-19 y si esto de alguna manera compromete la eficacia de la vacunación”, explicó a The Guardian el Dr. Lawrence Young, virólogo y profesor de oncología molecular en la Universidad de Warwick.

Los virus cambian constantemente a través de la mutación. Cuando un virus tiene una o más mutaciones nuevas, se llaman “variantes” del virus original. Las nuevas variantes del SARS-CoV-2 denotan preocupación y mantienen en alerta a las autoridades sanitarias de todo el mundo.

Actualmente, existen 4 variantes de este nuevo coronavirus: a) la Alfa, que surgió por primera vez en Reino Unido; b) la Beta, la cual se reportó en un inicio en Sudáfrica; c) la variante Gamma, detectada por primera vez en Brasil; d) la variante Epsilon, detectada en los Estados Unidos, y e) variante Delta, que surgió en la India y es más infecciosa que el virus original, provocando actualmente la mayoría de las nuevas infecciones reportadas en el mundo.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.