Estudio sugiere que tomar cerveza reduce el riesgo de desarrollar diabetes.

Un grupo de científicos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas (CSIC) por medio de la investigación “Moderate Consumption of Beer and Its effects on cardiovascular and metabolic health: An updated Review of recent scientific evidence” publicada en la revista Nutrients puso en debate el consumo de cerveza y sus efectos saludables sobre el organismo.

La cerveza se compone principalmente de agua, es rica en nutrientes como: carbohidratos, aminoácidos, minerales y vitaminas. Esta bebida alcohólica está elaborada a partir de azúcares obtenidos de cereales y aromatizada con flores de lúpulo, las cuales son fermentadas en agua con levaduras del género Saccharomyces. 

Uno de los componentes esenciales para la elaboración de la cerveza son las flores de lúpulo, este ingrediente destaca ya que contienen compuestos fenólicos, que han demostrado tienen actividades biológicas antioxidantes, anticancerígenas, antiinflamatorias, estrogénicas y antivirales. Cabe subrayar que el contenido de antioxidantes, depende del tipo de cerveza y la temperatura de la fermentación en el proceso de su elaboración.

Ahora bien, el equipo de investigadores dirigido por el Dr. Ascensión Marcos,  efectuó la selección de varios estudios clínicos prospectivos donde se evaluó los efectos del consumo de la cerveza y su relación con las enfermedades cardiovasculares y el riesgo de mortalidad entre el año 2007-2020.

 Entre los resultados de los diversos estudios clínicos destaca lo siguiente:  

 

  • El consumo moderado de la cerveza (hasta 55 g de alcohol/ día; es decir, 385 g/semana) muestra efectos beneficiosos sobre el sistema cardiovascular, ya que aumenta el colesterol de lipoproteínas de alta densidad y reduce la rigidez arterial, disminuye el fibrinógeno, la activación y agregación plaquetaria, así como el estrés oxidativo sanguíneo y los parámetros inflamatorios.

 

  • Las mujeres son más sensibles que los hombres al efecto protector del consumo moderado de alcohol con lo que respecta a la cardiopatía isquémica (enfermedad que impide que el corazón reciba la sangre necesaria), la mortalidad y la morbilidad. Existe un mayor riesgo de insuficiencia cardiaca en mujeres abstemias (que nunca toman bebidas alcohólicas) en comparación con bebedoras moderadas.
  • Hay una asociación entre el consumo de cerveza y la mortalidad: El riesgo de mortalidad es más bajo en los sujetos que tienen un consumo de alcohol bajo o moderado (84 g de alcohol/ semana).
  • El consumo moderado de cerveza alcohólica (30 g / día para hombres; 15 g/ día para mujeres) durante cuatro semanas no aumenta el peso corporal de los individuos con obesidad.
  • Hay un aumento de las propiedades antioxidantes de las lipoproteínas de alta densidad, que facilitan la salida de colesterol.
  • El consumo moderado podría reducir el riesgo de diabetes en hombres. El vino se asocia  con una reducción significativa del riesgo de diabetes mellitus tipo 2.
  • El consumo de cerveza y vino en dosis de hasta 60 g/ día solo en hombres y hasta 13 bebidas/ semana (182 g/semana), disminuyen el riesgo de fracturas en los ancianos.

No se debe olvidar que el consumo excesivo de alcohol puede causar enfermedades crónicas, y su uso nocivo es un factor causal de más de 200 enfermedades y trastornos. Aunque el consumo MODERADO ofrece beneficios, el consumo EXCESIVO de alcohol no tiene beneficios para la salud. Sin embargo, tener una dieta saludable y estar físicamente activo tiene más beneficios. 

Por supuesto NO recomendamos el consumo de bebidas alcohólicas en menores de 18 años, mujeres embarazadas o adultos bajo medicación.

Dato curioso: 

 Cervezas comerciales como Corona, Victoria, Bohemia, entre otras, manejan un porcentaje estándar que va desde 3,6º hasta 5,5º, lo que se significa que tienen un porcentaje de alcohol bajo. El contenido del alcohol varía entre el 3% y el 6% de alcohol por volumen, pusiéramos como ejemplo.

La investigación ha sido publicada en Nutrients, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.