Una nueva vacuna de Oxford contra el VIH ha llegado a sus primeros ensayos clínicos

Hace unos días, la Universidad de Oxford anunció la implementación de un nuevo candidato a vacuna contra el VIH como parte de un ensayo clínico de fase I en el Reino Unido, conocida como HIVconsvX. En el ensayo, trece adultos VIH negativos de entre 18 y 65 años, recibirán inicialmente una dosis de la vacuna seguida de una dosis de refuerzo, cuatro semanas después..

El objetivo de este ensayo de fase I es evaluar la seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad de la nueva vacuna HIVconsvX. El anuncio se hace tan solo unos meses después de que Scripps Research diera a conocer que su ensayo de fase I produjo exitosos resultados al generar una respuesta inmune en el 97% de los voluntarios que se sometieron a su modelo de vacuna.

Lo que distingue a la vacuna de Oxford de otros potentes candidatos es su mecanismo de acción. Mientras la mayoría de las vacunas funcionan induciendo a las células B de nuestra sangre a liberar anticuerpos, HIVconsvX induce a las células T (un tipo de leucocito que forma parte del sistema inmunológico de memoria que participa en la eliminación de células infectadas por virus). La vacuna actúa dirigiendo estas células T a las regiones más vulnerables del VIH.

“Una vacuna eficaz contra el VIH ha sido esquiva durante 40 años. Este ensayo es el primero de una serie de evaluaciones de esta nueva estrategia de vacuna tanto en personas VIH negativas (para la prevención) como en personas que viven con el VIH (para la curación)”, explicó en un comunicado el Dr. Tomáš Hanke, profesor de inmunología de vacunas en el Instituto Jenner, de la Universidad de Oxford.

Los investigadores esperan poder informar los resultados del ensayo para abril de 2022 y, si todo sale a la perfección, hay planes para iniciar ensayos similares en Europa, África y Estados Unidos.

 

Acerca del virus:

Los virus que producen la infección por VIH son retrovirus, virus cuyo material genético es RNA y dependen de una transcriptasa reversa para sintetizar DNA y poder incorporarse al genoma de la célula hospedera. Este proceso para sintetizar DNA a partir de información genética en forma de RNA, solo es atribuible a estos virus. Una infección agravada por VIH produce lo que se conoce como síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).

De acuerdo con la Comisión Europea, más de 35 millones de personas en todo el mundo son portadoras ahora del VIH y ese número no está disminuyendo, por el contrario, y continúa propagándose a un ritmo de más de 2 millones de nuevas infecciones por año.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.