Olvídate de la cremación y del entierro, lo de hoy es la aquamación

En los últimos años se han venido suscitando muchas innovaciones ecológicas en casi cualquier rama u oficio y, si bien es cierto que en la actualidad la industria de la producción de energía lidera en su implementación, también se hace evidente en otro tipo de industrias.

Una de las industrias que recientemente comenzó a hacer uso de herramientas más amigables con el medio ambiente, es la funeraria, al implementar una novedosa técnica conocida como aquamación, que pretende sustituir a la cremación para el procesamiento de cadáveres de seres queridos.

El método, de acuerdo con sus desarrolladores, es más amigable con el ambiente debido a que requiere de hasta un 90% menos energía para el procesamiento de cuerpos que con los métodos de cremación tradicionales, así como también se emiten menos partículas finas que son expulsadas en el medio, cumpliendo de esta forma con los estándares de regulación ambiental.

La acuamación consiste en la introducción del cuerpo en un sistema cilíndrico de acero lleno de agua, que aumenta la temperatura interna hasta 100ºC, suficiente para iniciar un proceso fisicoquímico conocido como “hidrólisis alcalina”. El proceso de acuamación dura tres horas, reduciéndose el cuerpo a cenizas (similares a las que se obtienen con la cremación).

Este método tiene su origen en Canadá en 2018, y debido a su buena aceptación por parte del público, comenzó a expandirse a los Estados Unidos y a países de la Unión Europea, principalmente en España. Desde 2019, Grupo Gayosso ofrece estos servicios funerarios en la Ciudad de Tijuana, en México. 

“Elegimos a Tijuana para lanzar esta nueva alternativa por ser una ciudad cosmopolita y multicultural que integra mejores prácticas en su calidad de vida”, explicó Carlos Lukac, director general de Grupo Gayosso.

Y tú ¿Aceptarías que tu cuerpo pasara por este proceso, o aplicarlo a alguno de tus seres queridos que hayan fallecido?

Comparte ciencia, comparte conocimiento.