El imán más potente del mundo está listo para el reactor de fusión ITER

En los últimos días se han dado a conocer noticias muy importantes dentro del campo de la energía de fusión. A menos de dos semanas de que China anunciara el éxito en su famoso “sol artificial”, General Atomics (una empresa con sede en los Estados Unidos) anunció que va a enviar en las próximas semanas a Francia el primer módulo del Solenoide Central del ITER, el imán más potente del mundo.

Este módulo creará un pulso de energía capaz de mantener al plasma utilizado para reacciones de fusión (más o menos de la misma forma que se emplea en el “sol artificial de china”). Para realizar esto, esta pieza en conjunto con otros cinco, generarán un campo magnético potente dentro del reactor ITER.

“La entrega del primer módulo de solenoide central ITER es un gran logro de la capacidad de Estados Unidos para construir imanes gigantes superconductores, de alto campo y alta energía. El éxito de General Atomics en la construcción, prueba y entrega de imanes superconductores de alto campo para la energía de fusión es un avance de alta tecnología ”, explicó en un comunicado el Dr. Michael Mauel, físico de la Universidad de Columbia. 

La fabricación de sus módulos comenzó en 2015, y una vez ensamblado, el solenoide de ITER será el más grande del mundo, con 18 metros de altura y 4,25 metros de ancho. Actualmente el proyecto se encuentra completado en un 75%, y se espera que sus primeras operaciones tengan lugar en el año 2035.

“El proyecto ITER es la colaboración científica más compleja de la historia. En tres continentes se están fabricando componentes de primera clase muy exigentes durante un periodo de casi 10 años. Sin esta participación global, el ITER no habría sido posible”, explica el Dr. Bernard Bigot, Director General de la Organización ITER.

De acuerdo con Bigot, a través de la fusión se puede proporcionar energía eléctrica más segura y más amigable con el medio ambiente (pues sustituiría el empleo de combustibles fósiles), por lo que, el ITER podría liderar la producción de energía a través de la fusión cuando entre en servicio.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.