Un ensayo de fase II ha demostrado seguridad en la vacuna contra la enfermedad de Alzheimer.

En los últimos años se han publicado muchos estudios sobre la enfermedad de Alzheimer y, si bien muchos de ellos nos dejan un sabor amargo debido a que no son del todo buenas noticias, algunas otras sí dan una esperanza a quienes padecen esta enfermedad neurodegenerativa. Un ejemplo de ello es la recientemente publicada en las páginas de la revista Nature, donde un equipo de investigadores demostraron la seguridad de la vacuna contra el Alzheimer en un ensayo de fase II. 

En el estudio, científicos del AXON Neuroscience R&D en Eslovaquia, demostraron que la vacuna, además de ser segura, también mostró un potencial para generar una respuesta inmune contra regiones de la proteína TAU, la cual se ha visto muy relacionada con la enfermedad. 

La vacuna en cuestión es conocida como AADvac1 y está siendo desarrollada por el equipo de científicos del AXON Neuroscience SE («Axon»), una empresa de biotecnología líder en la industria del tratamiento y la prevención de la enfermedad de Alzheimer. Ahora, en el estudio publicado en Nature Aging, sus autores informan que la vacuna ralentizó la acumulación de proteína de cadena ligera del neurofilamento plasmático (NfL), que es un marcador de neurodegeneración. 

En el ensayo participaron 196 individuos de 8 países europeos diferentes, entre los cuales se encontraban pacientes que ya habían sido diagnosticados con enfermedad de Alzheimer. Del total de voluntarios, 117 recibieron 11 dosis de la vacuna en un lapso de 24 meses, y los 79 participantes restantes recibieron un placebo en lugar de la vacuna. Curiosamente, se pudo notar que los pacientes que ya habían sido diagnosticados con Alzheimer, tenían un efecto beneficioso más prominente que el resto de sujetos. Por otra parte, el ensayo no mostró un impacto importante en el deterioro cognitivo de los pacientes. 

Aunque los resultados fueron favorables para la vacuna, los investigadores hacen énfasis en que se deben de seguir realizando más estudios para comprobar su total eficacia y seguridad. “Nuestros resultados muestran que AADvac1 es seguro e inmunogénico, pero se necesitan estudios más grandes para evaluar mejor su eficacia clínica potencial y su impacto en los biomarcadores de la enfermedad”, explican los autores en las conclusiones de su artículo.

«Nuestra vacuna tiene como objetivo detener la formación y propagación de la patología TAU, que en última instancia tiene el potencial de mostrar un mayor beneficio para los pacientes con enfermedad de Alzheimer», explicó en un comunicado el Dr. Norbert Zilka, CSO de Axon Neuroscience y autor principal del estudio.

Con los resultados alentadores observados, Axon vislumbra más su camino en la creación de una vacuna segura, eficaz y novedosa, en el tratamiento y prevención de la enfermedad de Alzheimer. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, y acapara entre un 60% y un 70% de los casos.

El estudio ha sido publicado en Nature aging, y lo puedes ver aquí.

 

CONTENIDO RELACIONADO.

Los científicos han identificado cuatro tipos distintos de Alzheimer

La causa del Alzheimer podría provenir de su boca, de acuerdo con un estudio

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.