Las medidas implementadas durante la pandemia COVID-19 pudieron haber ayudado a eliminar dos cepas de gripe.

Micrografía electrónica de un virión asociado a la gripe. Crédito: Getty Images

Cada semana, salen nuevas noticias que dan indicios sobre las secuelas de la COVID-19 en la salud de las personas que la han padecido. Si a esto le añadimos el hecho del gran impacto negativo en el medio ambiente de los residuos sanitarios que se han utilizado en masa durante la pandemia, podríamos afirmar con total seguridad que todo pinta para malas noticias.

Pero por muy extraño que pudiera parecer, las medidas sanitarias implementadas durante esta pandemia probablemente pudieron ayudar a eliminar dos cepas de virus relacionados con la gripe, de acuerdo con el medio de noticias STAT. Con las medidas implementadas de distanciamiento social, el cierre de espacios conglomerados y el uso de cubrebocas y correcto lavado de manos, existe una posibilidad de que dos cepas virales asociadas a la gripe hayan desaparecido.

Los informes sobre disminuciones de muchas infecciones asociadas a enfermedades respiratorias se comenzaron a hacer evidentes durante la temporada invernal, a finales de 2020 e inicios de 2021, donde figuraba una disminución de los casos de gripe. Ahora, de acuerdo con STAT, desde marzo de 2020 no se han agregado casos asociados a infecciones producidas por la cepa H3N2 y un linaje de virus de influenza B, a las bases epidemiológicas de datos internacionales. «Creo que existe una posibilidad decente de que se hayan extinguido. Pero el mundo es un lugar tan grande», dijo a STAT el Dr. Trevor Bedford, biólogo computacional del Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson en Seattle, mientras hablaba sobre H3N2.

Si bien es cierto que existe una elevada posibilidad de que estas dos cepas de virus hayan desaparecido, también está la opción de que, debido a los sistemas tan saturados por los casos de COVID-19 a nivel mundial, estos pudieron haber enmascarado a otros virus, o simplemente no se pudieron detectar debido a la falta de pruebas. “El hecho de que nadie lo haya visto no significa que haya desaparecido por completo, ¿verdad? Pero podría ser una posibilidad”, explicó a STAT el Dr. Florian Krammer, un experto en gripe de la Escuela de Medicina Mount Sinai en Manhattan. 

Los virus de la influenza, que causan enfermedades en las vías respiratorias, se dividen en cuatro grupos A,B,C, y D. Mientras los del grupo D solo afectan a ciertos animales de ganado, los grupos A, B y C tienen potencial para provocar enfermedades en humanos, siendo los tipos A y B los que se asocian a la influenza humana, provocando epidemias estacionales conocidas como temporada de influenza, y los tipos de influenza A se caracterizan por su potencial pandémico.

De ser cierto que las dos cepas mencionadas hayan desaparecido, esto facilitaría los procesos en el desarrollo de vacunas en cada temporada invernal, pues son virus con una alta tasa de mutación.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.