Dinamarca construirá la primera isla de energía eólica del mundo.

En los últimos años, muchas naciones están apostando cada vez más por el empleo de nuevas fuentes de energías amigables con el medio ambiente. Mientras unos comienzan a aprovechar el potencial de la energía solar a través del empleo de paneles solares, otros han optado por sacarle provecho a las corrientes de viento, a través de la construcción de grandes parques eólicos.

Sin embargo, una de las principales características para hacer rentable este sistema es un flujo continuo sin que existan obstáculos que pudieran obstruir las corrientes fuertes de viento. Para abordar la problemática que esto supone, Dinamarca se ha comprometido a crear la primera isla artificial, pues el viento es más constante en el mar sin nada que lo obstruya.

La noticia fue dada a conocer por el periódico británico The Guardian, quien anunció que el gobierno de Dinamarca había acordado tomar una participación mayoritaria en la construcción de una “isla energética” artificial de £ 25 mil millones, en medio del Mar del Norte.

Una simulación de la isla de energía limpia de Dinamarca, que se completará antes de 2033. Fotografía: Gobierno danés

“Este es verdaderamente un gran momento para Dinamarca y para la transición verde global. El centro de energía en el Mar del Norte será el proyecto de construcción más grande en la historia de Dinamarca”, dijo el ministro de clima de Dinamarca, Dan Jørgensen, en un comunicado de prensa; sin embargo, no es una tarea fácil de realizar debido al costo excesivo en la construcción de dicha megaestructura. Hasta el momento, los parques eólicos marinos solo representan apenas el 0.5% de la producción mundial de electricidad, esto debido mayoritariamente a los elevados costos que implican su construcción y el mantenimiento de las potentes turbinas eólicas, aunado a la falta de sitios de aguas poco profundas requeridas para el soporte de la estructura.

El proyecto forma parte de la creación de dos centros destinados a la producción de energía eléctrica, y se espera que en conjunto admitan hasta 5 gigavatios energía eólica tan solo en su primera fase. Con esto, el gobierno de Dinamarca pretende producir más energía verde de la que es capaz de consumir, proporcionando una fuente de suministro a los países aledaños.

De acuerdo con The Guardian, se espera que la construcción inicie en el año 2026.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Tecnología

Etiquetas: