Anuncian la jubilación de Magawa, la rata que recibió medalla de oro por salvar vidas humanas.

Durante mucho tiempo, el humano ha utilizado a otros animales para tareas específicas. Por ejemplo, el empleo de palomas mensajeras entrenadas para recorrer grandes distancias en la entrega de cartas, o bien, para el rescate y apoyo en tareas humanas debido a los sentidos desarrollados que estas especies pudieran tener. Así, se han utilizado perros en tareas de búsqueda y rescate, debido a su sofisticado sentido del olfato. Por otra parte, animales entrenados también pueden apoyar en tareas de búsqueda de explosivos, gracias a sus habilidades.

Este último punto pareciera ser más apto para perros, quienes tienen un sentido del olfato muy desarrollado, pudiendo ser capaces de percibir el aroma de la pólvora presente en los explosivos. Sin embargo, en Camboya, un país devastado por décadas de guerra y disturbios civiles, una rata gigante llamada Magawa, ha pasado los últimos cinco años ayudando a limpiar las minas terrestres.

Magawa siendo alimentada por su cuidador (Crédito:PDSA)

Desde la Segunda Guerra Mundial hasta finales de los 90, Camboya fue sembrada con una gran cantidad de minas antivehículos y antipersonas, las cuales han provocado desde entonces un gran número de víctimas humanas. Desde hace décadas, estos artefactos explosivos marcan la vida de los camboyanos, quienes en un intento desesperado por evitar más pérdidas humanas, introdujeron a la rata Magawa para rastrear dichas minas.

Magawa nació en Tanzania, lugar donde fue entrenada para utilizar su increíble sentido del olfato para poder rastrear explosivos, evitando de esta manera la intervención humana, quienes tendrían que adentrarse al campo minado y rastrearlas a través de detectores de metales, pudiendo perder la vida si por alguna razón el sistema fallara. Por esta situación, la rata Magawa se mudó a Camboya, quien desde 2016, ha logrado rastrear 71 minas terrestres y 38 piezas de municiones sin detonar, una hazaña digna de admirar.

Las ratas gigantes africanas tienen una esperanza de vida de 8 años, y Magawa acaba de cumplir 7. Por esta razón, el mismo equipo que estuvo al cuidado del roedor mientras realizaba sus tareas de reconocimiento de explosivos, ha decidido que es tiempo de que se jubile. “La actuación de Magawa ha sido invicta y me enorgullece trabajar codo a codo con él. Es pequeño, pero ha ayudado a salvar muchas vidas, lo que nos ha permitido devolver a nuestra gente tierras seguras que tanto necesitan de la forma más rápida y rentable posible. Pero se está haciendo viejito y debemos respetar sus necesidades. ¡Extrañaré trabajar con él! «, explicó en un comunicado Malen, quien cuidó y estuvo al tanto de Magawa.

Magawa fue galardonada con una minimedalla de oro en septiembre de 2020, gracias a sus increíbles hazañas. APOPO, la organización que la entrenó, anunció el 3 de junio la retirada de Magawa en este mes.

Malen y Magawa en su juventud. Crédito: Simon Guillemin, PDSA, APOPO

El programa de APOPO en Camboya comenzó en 2016 y ahora limpia más tierras cada año que cualquier otro programa. Solo en 2020, las ratas entrenadas por dicha organización, ayudaron a despejar en Camboya 4,389,935 m2 de terreno minado.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Mundo, Naturaleza

Etiquetas:,