Científicos han creado la primer superbacteria resistente a los virus.

Un cultivo de bacterias en laboratorio.BRETT T. ROSEMAN / UW-STOUT

En un hecho asombroso, científicos de Reino Unido han reescrito el ADN de una bacteria Escherichia coli, al incorporar más de 18,000 cambios. Esto permite que la bacteria sea resistente a casi cualquier virus. ¿Cómo es posible esto? Dado que la manera en que se construyen las proteínas en todos los seres vivos depende del orden en que se encuentren en las instrucciones para su ensamblaje en el ADN, el hecho de reescribir partes del genoma, brinda la posibilidad de que se generen proteínas nunca antes vistas en la naturaleza, las cuales cumplen múltiples funciones, incluida la entrada de los virus a las células hospederas.

Dentro del campo de las ciencias bioquímicas, existe algo muy importante que permite la vida de todos los sistemas biológicos, llamado código genético. El código genético dicta las instrucciones que todos los organismos reciben para la creación de proteínas, a partir de una secuencia de RNA mensajero que se ensambla en los complejos supramoleculares conocidos como ribosomas.

En esas estructuras ocurre la magia de la vida, pues la síntesis de proteínas se lleva a cabo siguiendo las instrucciones del código genético universal ¿Cómo ocurre esto?, el RNA mensaje se compone de pequeños “ladrillos” conocidos como nucleótidos, los cuales se transcriben desde el núcleo celular a partir del DNA, el llamado “santuario de la vida”. En el RNA mensajero, tres nucleótidos conforman lo que se conoce como un “codón”, y cada codón codifica para un aminoácido que es acarreado desde el citosol por el RNA de transferencia al complejo ribosomal para la formación de una cadena proteica.

En todos los seres vivos, el código genético dicta las instrucciones para el ensamblaje de 20 aminoácidos con 61 combinaciones posibles. ¿Entiendes esto? Esto significa que en toda la vida, solo existen 61 combinaciones posibles de orden para el ensamblaje de los cientos de miles de proteínas conocidas en la naturaleza.

Ahora, el equipo de científicos del Consejo de Investigación Médica de Reino Unido ha reescrito la secuencia de esos codones (a través de la tecnología de genética molecular conocida como CRISPR-Cas9, las famosas “tijeras de edición genética”) para que sean capaces de fabricar aminoácidos nuevos e inexistentes hasta ahora en la naturaleza; además, esos cambios dentro del genoma impiden que los bacteriófagos (virus que infectan a bacterias) puedan incorporar su ADN a las células que infectan.

Para comprobar su resistencia, los investigadores pusieron en contacto a las bacterias modificadas con un cóctel de virus letales para cualquier Escherichia coli. Para su sorpresa, el equipo notó que las bacterias pudieron resistir el ataque viral, incluso crecieron más rápido.

De acuerdo con los autores, quienes han publicado su estudio en la revista Science el pasado 1 de junio, el potencial de su trabajo persigue la creación de nuevos fármacos y biomateriales, más no pretenden crear nuevas especies.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.