Un hombre ha olvidado su contraseña y podría perder más de 250 millones de dólares en Bitcoin.

Hace más de 10 años, Stefan Thomas, un programador informático, realizó un video y lo publicó en YouTube como parte de una propaganda publicitaria del, en aquel entonces, naciente bitcoin. El video, bastante bueno para ser de aquellos tiempos, duraba poco más de 90 segundos, y se recurrió a la animación digital para promover a que los internautas invirtieran en la famosa criptomoneda.

Por sus servicios, se le otorgaron 7002 bitcoins, cuando la criptomoneda tenía un valor de dos dólares por unidad, aproximadamente. Ahora, por esa cantidad de Bitcoins, Thomas se ha vuelto millonario ya que, si bien la famosa criptomoneda ha visto su peor racha en las últimas semanas, al día de hoy está valuada en aproximadamente USD 35,000 dólares por unidad, lo que supone un total de más de 250 millones de dólares.

Thomas mantuvo sus Bitcoins en su disco duro IronKey cifrado. El IronKey le da a quien intenta acceder a él 10 “conjeturas” antes de que básicamente se “autodestruya”, haciéndolo inaccesible para cualquiera. Por desgracia, ha perdido el medio en el cual había anotado su contraseña, y después de 10 años, no recuerda cuál podría ser, informa el New York Times.

En los últimos años, Thomas ha intentado acceder a la unidad, pero en cada intento utilizado ha fallado. Ahora, ha gastado ya 8 de sus 10 intentos, quedándole únicamente dos, o el disco IronKey dejará de ser accesible para cualquiera. «Me acostaba en la cama y lo pensaba. «Entonces iba a la computadora con una nueva estrategia,  no funcionaba, y volvía a estar desesperado», explica Thomas al New York Times.

Con solo dos oportunidades más para recuperar el acceso a su disco duro, Thomas tendrá que recurrir al apoyo informático que de alguna forma, pudiera burlar la seguridad y acceder a sus fondos, o de lo contrario, no va a poder disfrutar del fruto que sustenta el crecimiento del bitcoin en los últimos años.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.