Desechos espaciales han golpeado y dañado la Estación Espacial Internacional.

Canadarm2. Crédito: NASA / Agencia Espacial Canadiense

La basura espacial es una problemática creciente en el que muchas agencias están tratando de buscar una solución, a fin de evitar afecciones por parte de estos objetos (que muchas veces no superan el tamaño de una pelota de golf) a los satélites que orbitan la Tierra, y también a la Estación Espacial Internacional.

Lamentablemente, ha ocurrido lo inevitable, y uno de esos pequeños trozos de basura espacial hoy ha dañado una estructura de uno de los logros más ambiciosos del humano, la Estación Espacial Internacional (ISS). Propiamente dicho, la estructura afectada corresponde a un brazo robótico del Canadarm2, el cual es parte de la contribución de Canadá a la Estación Espacial Internacional, cuya función es realizar tareas de mantenimiento, movimiento de suministros, equipos, e incluso astronautas, y soporte para vehículo, anclándolos a la ISS. Canadarm2 ha sido un elemento fijo en la estación espacial desde 2001, es decir, desde hace 20 años.

De acuerdo con la página oficial del Gobierno de Canadá, los análisis preliminares han demostrado que la funcionalidad del brazo robótico no ha sido afectada. “El daño se limita a una pequeña sección del brazo y la manta térmica. Canadarm2 continúa llevando a cabo sus operaciones planificadas”, escribe el medio en un comunicado. 

Aún así, la NASA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA) continúan trabajando para inspeccionar sobre posibles secuelas a causa de la colisión de esa basura espacial. Este es un problema que las agencias espaciales se toman muy enserio; si bien es cierto que constantemente se monitorean los desechos espaciales para evitar daños relevantes en los satélites orbitales, muchos de estos son tan pequeños que son difíciles de rastrear a tiempo. Además, la situación también plantea un problema para la seguridad de los astronautas cuando salen del complejo espacial para realizar sus trabajos de mantenimiento, aunque este riesgo es mínimo.

Parece ser que los accidentes con desechos espaciales aumentan conforme pasa el tiempo. Por ejemplo, hace un año, la ISS tuvo que realizar maniobras de emergencia para evitar colisiones importantes con desechos espaciales, según informó la NASA en un comunicado emitido el 22 de septiembre.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Astronomía, Ciencia

Etiquetas: