Crean una novedosa tecnología que hace que los tumores se autodestruyan.

Investigadores de la Universidad de Zúrich diseñaron una nueva tecnología con adenovirus reorientada y protegida (SHREAD), la cual permite al cuerpo secretar agentes terapéuticos en partes específicas donde son necesarios. Siendo de utilidad para reducir los efectos secundarios de la terapia contra el cáncer; además de que podría ser la solución en el empleo de las terapias relacionadas con el SARS-CoV-2 en los pulmones.

Uno de los desafíos más importantes dentro de las terapias oncológicas es la administración de niveles altos y consistentes de agentes antitumorales. Es preciso subrayar que los agentes terapéuticos basados en proteínas, se administran por vía intravenosa y requieren de múltiples dosis para obtener niveles necesarios para que se logre percibir un efecto, no obstante, los tejidos sanos también están expuestos a niveles similares de fármacos, produciendo efectos secundarios.

Ahora, la modificación de un adenovirus (un grupo de virus que causan enfermedades respiratorias como resfriados, conjuntivitis, bronquiolitis… etc.) realizada por los científicos de la Universidad de Zúrich tiene como finalidad el ingresar directamente en las células tumorales y suministrar genes para diversos tratamientos. Una vez dentro, estos genes eliminan los tumores internamente, sirviendo de plataforma para los anticuerpos terapéuticos, citoquinas y otras sustancias de señalización, producidas por las propias células cancerígenas sin extenderse por el torrente sanguíneo donde pueden dañar órganos y tejidos sanos.

Representación gráfica de un tumor en proceso de angiogénesis. Crédito: Canva Images

Dicho de otro modo, actúan engañando a las células tumorales para producir anticuerpos y así proceder a su eliminación. La aplicación de este novedoso sistema se realizó en el tejido mamario de un ratón, donde este produjo el anticuerpo monoclonal llamado trastuzumab, el cual se une a una proteína llamada HER2, que se encuentra en algunas células cancerosas, ayudando al sistema inmunitario a destruirlas. El equipo descubrió que después de unos días, este sistema (llamado SHREAD) producía más anticuerpos en el cuerpo que cuando se inyectaba el fármaco directamente.

Los científicos utilizaron un modelo con imágenes tridimensionales de alta resolución dentro de los tumores transparentes, para demostrar cómo el anticuerpo actúa, creando poros en los vasos sanguíneos del tumor, para posteriormente destruirlos de adentro hacia fuera.

Actualmente los investigadores están desarrollando esta tecnología en un proyecto financiado por SNF destinado a convertirse en una terapia para el SARS-CoV-2 a través de un aerosol inhalado, que pueda permitir la producción dirigida de terapias con anticuerpos COVID-19 en las células pulmonares.

Los adenovirus son una familia muy contagiosa de virus que infecta tanto a humanos como a otros animales.

La investigación ha sido publicada en el Proceedings of the National Academy of Sciences, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.