Estudiante muere 10 horas después de comer espaguetis que se habían dejado fuera durante cinco días.

Todos hemos cocinado en más de una ocasión los alimentos que consumiremos durante la semana. Por ejemplo, es muy común que ciertos deportistas y personas que viven con el tiempo contado, hiervan las pastas de las cuales se alimentarán en los próximos días. La idea no suena descabellada, pues lo más común es guardar los alimentos bajo refrigeración.

Sin embargo, un estudiante de 20 años que solía preparar sus alimentos para toda la semana durante los domingos y luego los guardaba en tuppers, no corrió con mucha suerte, pues esa acción fue lo que le provocó la muerte, de acuerdo con un reporte de caso publicado en el Journal of Clinical Microbiology.

De acuerdo con el caso, el estudiante recalentó espaguetis que se habían preparado cinco días antes, los cuales se dejaron en la cocina a temperatura ambiente. Después de 30 minutos de ingerir el alimento, el joven experimentó dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas y vómito durante varias horas; a la medianoche tuvo dos episodios de diarrea acuosa.

A la mañana siguiente, sus padres fueron a verlo a su cuarto, preocupados por su estado de salud. Lamentablemente lo encontraron muerto ¿Qué fue lo que le ocasionó la muerte?

Después de realizar los exámenes post-mortem, los forenses pudieron determinar que el joven murió a las 4 de la mañana, aproximadamente 10 horas después de ingerir los alimentos recalentados. La autopsia reveló necrosis en el hígado y el pancreas estaba totalmente lisado.

Debido a esta situación, los médicos realizaron un análisis de muestras fecales presentes en el colon del estudiante. Los resultados de laboratorio detectaron a la bacteria Bacillus cereus, un conocido organismo de intoxicación alimentaria. Posteriormente se analizaron las muestras de alimentos que el joven había ingerido horas antes de su muerte, donde se identificó a la bacteria en los espaguetis recalentados.

Este caso nos enseña la importancia de una refrigeración adecuada de los alimentos preparados, ya que son susceptibles a ser contaminados y colonizados por agentes infecciosos potencialmente mortales. Lamentablemente el joven estudiante posiblemente desconocía de esto.

Bacillus cereus es una bacteria que habita un amplio número de ambientes. Es la responsable del síndrome emético y del diarreico, y además se ha vinculado a otras enfermedades como endocarditis, endoftalmitis. El envenenamiento alimentario por este agente infeccioso se describió por primera vez en 1950.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Medicina y Salud

Etiquetas:,