Esta es la razón por la que no debes cortar los bigotes a tu gato.

La asociación del gato con el humano, lo ha convertido en uno de los animales de compañía más populares. Su principal motor evolutivo ha sido la necesidad de alimentarse de otros animales y superar la exigente selección natural. Es por ello que este depredador ha desarrollado un “sentido” adicional para amplificar la información que hay en su entorno; los bigotes. 

Los bigotes funcionan principalmente como una herramienta sensorial. La raíz del bigote se encuentra dentro de la cara entre los nervios y vasos sanguíneos que dan conexión inmediata con su cerebro.

El folículo piloso de sus bigotes está lleno de nervios, la punta de su bigote es un órgano sensorial conocido como propioceptor, los cuales a su vez están conectados a su sistema muscular y nervioso. Las vibrisas no solo se encuentran en su hocico, también en sus ojos, en las orejas y en las patas.

Al igual que sus parientes salvajes, son cazadores, capaces de acechar a sus presas. Cuando percibe algo con sus bigotes, rápidamente transmiten información en forma de impulsos eléctricos a una región del cerebro, llamada región de barriles. Los gatos son concretamente eficaces de noche, cuando sus ojos les dotan de una visión más nítida que la de sus presas; para ello se apoyan de sus bigotes, ya que estos controlan el sentido del balance y orientación en la obscuridad, proporcionándoles  una alta sensibilidad a cualquier cambio en el ambiente, sin toparse con nada y moviéndose con precisión.

De modo que si cortas sus bigotes, suscitaras a que se pueda desorientar y asustar. 

Entre otras funciones de sus bigotes se encuentra la de detectar si la presa que ha cazado se encuentra muerta, al rodear con ellos el cuerpo completamente y detectar la mínima vibración de que aún esté con vida, evitando así que pueda ser atacado.

Aunque esta característica no es exclusiva de los félidos (ya que también otros mamíferos poseen bigotes) cabe señalar que en los gatos es donde se observa mayor sensibilidad de estos receptores.

 

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.