El misterio de una rara enfermedad neurológica que está afectando a decenas de canadienses

Una rara enfermedad cerebral peligrosa está comenzando a aparecer entre los ciudadanos canadienses de la provincia de New Brunswick. Hasta el momento se han registrado 48 casos confirmados y 6 muertes de la nueva afección, de acuerdo con el comunicado más reciente emitido por la oficina del Chief Medical Officer of Health de dicha región.

Sin embargo, el primer caso que se registró, data del año 2015, y continuaron en aumento; ya para el año 2019 eran 11 casos, y para 2020 eran 25; ya para mediados de mayo de este año, la cifra había ascendido a 35 casos, de acuerdo con un comunicado de prensa. 

David Coon, líder de un partido político canadiense emitió una crítica al sector salud de dicho país, debido a la falta de transparencia en los datos expuestos a la población sobre la enfermedad. Desde entonces, la comunidad médica de dicho país está siguiendo muy de cerca la situación en New Brunswick.

La enfermedad en cuestión se caracteriza por tener una similitud a la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, una enfermedad cerebral que tiene graves consecuencias en la materia gris, y puede ser fatal. Dicha enfermedad es causada por priones, proteínas mal plegadas que pueden ser contraídas por el consumo de carne contaminada, principalmente carne proveniente del ganado enfermo.

Sin embargo, cuando el equipo médico mandó a realizar las pruebas clínicas en los pacientes afectados, todas estas fueron negativas para la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, y también para todas las enfermedades priónicas conocidas. De acuerdo con el portal Medscape, los investigadores están analizando la posibilidad de que los casos representen una nueva variante de la enfermedad priónica, o quizás sea una enfermedad completamente nueva.

Las autoridades sanitarias han estado siguiendo los casos durante más de un año, y no han dado muestras de estar cerca de resolver ese enigma. En un sorprendente giro de los acontecimientos, la responsable de Sanidad de Nueva Brunswick, Dorothy Shephard, anunció a finales de octubre que un informe epidemiológico no había encontrado pruebas concluyentes de que ningún alimento, comportamiento o exposición ambiental conocidos pudieran ser los causantes. La conferencia de prensa tuvo lugar después de que se presentara un polémico documento a la Asociación Canadiense de Neuropatólogos en el que se afirmaba que ocho muertes eran «diagnósticos erróneos» de enfermedades conocidas, como Alzheimer o cáncer.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.