Han creado un sensor cerebral que permite escribir con solo pensarlo.

Por primera vez, los científicos han logrado decodificar las señales neuronales asociadas a la escritura, y han permitido a un hombre con parálisis múltiple usar su mente para comunicarse con solo pensarlo. El dispositivo convierte palabras con precisión a 90 caracteres por minuto. 

En 2017, un equipo de investigadores de la universidad de Stanford desarrolló un sistema que combinaba la inteligencia artificial con un dispositivo interfaz cerebro-computador, con el cual pudieron hacer que personas que tenían un grado avanzado de tetraplejia, pudieran comunicarse a través de la mente al ordenar movimientos de su brazo para mover un cursor en una pantalla, llegando a reproducir hasta 40 caracteres por minuto. Ahora, cuatro años después , ese mismo equipo ha realizado modificaciones en la matriz del sistema y lograron un avance grandioso, al permitir que un sujeto con tetraplejia se pudiera comunicar a 90 caracteres por minuto. “Con esta interfaz, nuestro participante del estudio, cuya mano estaba paralizada por una lesión en la médula espinal, logró velocidades de escritura de 90 caracteres por minuto”, comentan los investigadores en su etudio publicado a inicios de la semana en la revista Nature.

En su investigación, los científicos pidieron al participante que intentara “escribir” frases como si su mano no estuviera paralizada, imaginando que sostenía un bolígrafo sobre un papel. Durante este ejercicio, la interfaz cerebro-computador utilizó la red neuronal para traducir el intento de los movimientos de escritura a texto, a partir de la actividad cerebral en tiempo real “Hasta donde sabemos, estas velocidades de escritura superan las informadas para cualquier otra interfaz y son comparables a las velocidades de escritura típicas de teléfonos inteligentes de individuos en el grupo de edad de nuestro participante”, explican los científicos. 

De acuerdo con el Dr. Jaimie Henderson, profesor de neurocirugía de la Universidad de Stanford y coautor del estudio, estos avances podrían traer beneficios a muchas personas con problemas motores que les imposibiliten mover sus extremidades, o bien a aquellas que tienen problemas para hablar, siendo los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica (la enfermedad que padeció el famoso astrofísico Stephen Hawking).

“Nuestros resultados abren un nuevo enfoque para la interfaz cerebro-computador, y demuestran la viabilidad de decodificar con precisión movimientos rápidos y diestros años después de la parálisis”, concluye el equipo en su estudio.

La investigación ha sido publicada en Nature, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.