El sorprendente descubrimiento de un animal que es capaz de regenerar todos sus órganos y sistemas.

La regeneración de órganos y ciertas estructuras anatómicas es una habilidad ampliamente distribuida en el reino animal, sin embargo, existen especies que lo llevan a un nivel extremo. Por ejemplo, hace apenas unos meses, un grupo de investigadores anunciaban el descubrimiento de una babosa capaz de autodecapitarse y regenerar un nuevo cuerpo. Ahora, científicos de la Universidad de Tel-Aviv, en Israel, han anunciado el descubrimiento del primer organismo capaz de regenerar todos sus órganos por completo. El animal protagonista de este nuevo estudio es una ascidia de la especie Polycarpa mytiligera, muy común en los arrecifes de coral de Eilat, el cual logra esconderse muy bien entre las rocas y los arrecifes gracias a sus habilidades de mimetismo.

Según los investigadores, algunas especies animales (como geckos y ajolotes) pueden regenerar partes de su cuerpo. Sin embargo, nunca antes se había observado un animal marino que pudiera hacerlo con la totalidad de sus órganos, y menos con sistemas corporales completos.

Para determinar la capacidad regenerativa de Polycarpa mytiligera, los investigadores de la Universidad de Tel-Aviv, realizaron múltiples amputaciones en varios ejemplares, para posteriormente colocarlos en un sistema de aguas abiertas alimentado por la corriente marina, donde estuvieron en observación durante 40 días. Este fue el grupo experimental, y como grupo control utilizaron ejemplares de la misma especie, pero sin amputar.

Transcurrido el tiempo, los investigadores se percataron de que todos los ejemplares que fueron amputados sobrevivieron e iniciaron la regeneración en todos los fragmentos corporales. Después de 40 días, todos los ejemplares se habían regenerado completamente y, aunque su tamaño fue menor a los que no habían sido amputados, cada uno de estos ejemplares sanó a la perfección.

En un experimento posterior, el equipo diseccionó varios ejemplare, dejando una parte de su cuerpo sin corazón, parte de su sistema nervioso, y digestivo. Para sorpresa de los investigadores, las porciones que carecían de estos órganos y sistemas, se regeneraron por completo. “Esto es muy asombroso; nunca antes se había descubierto tal capacidad regenerativa entre una especie solitaria que se reproduce sexualmente, en ningún lugar del mundo», explicó el Dr. Noa Shenkar, quien dirigió el estudio que fue parte de la tesis doctoral del estudiante Tal Gordon, autor principal de la investigación publicada en el Frontiers in Cell and Developmental Biology hace apenas unos días.

Fragmentos de Polycarpa mytiligera regenerados (Tal Gordon et al, 2021; Frontiers in Cell and Developmental Biology)

“Nuestros hallazgos actuales presentan un nuevo y valioso sistema modelo para estudios comparativos de desarrollo que buscan dilucidar la evolución de la regeneración y la colonialidad entre los cordados” concluyen los investigadores.

La investigación ha sido publicada en el Frontiers in Cell and Developmental Biology, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Ciencia, Naturaleza

Etiquetas: