Una vacuna española intranasal de una sola dosis contra COVID-19 podría estar lista en un año.

El virólogo Luis Enjuanes, en el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC. / CNB-CSIC Comunicación

La carrera por crear una vacuna que requiera de menos dosis y cuya aplicación sea más eficaz para evitar enfermar por COVID-19 ha comenzado. Por un lado se encuentran las vacunas intramusculares desarrolladas por Pfizer, Moderna y AstraZeneca; por otro lado se encuentran las vacunas oral y nasal, que actualmente se encuentran en desarrollo. Ahora, a sus 76 años, el virólogo Luis Enjuanes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), lidera un equipo de 16 personas cuyo objetivo es terminar la que podría ser una de las mejores vacunas contra el SARS-CoV-2 por varias razones:

1) Es autoamplificable, lo que significa que la dosis de ARN que se inyecta puede multiplicarse por 5,000 veces dentro del organismo.

2) Genera una inmunidad esterilizante, es decir, las personas vacunadas no solo no enferman, sino que tampoco se infectan ni transmiten el virus.

3) Su administración podría ser intranasal, lo que da mayor protección en las vías respiratorias, la principal puerta de entrada del coronavirus.

Una de las ventajas de esta vacuna es que, de acuerdo con el investigador, durante sus ensayos han incorporado las mutaciones de las variantes del SARS-CoV-2 de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, lo que significa que cuando esté lista (que esperan sea dentro de un año), estará actualizada. El investigador refiere que la vacuna desarrollada por él y su equipo es única en su tipo, pues es la primera en ser desarrollada mediante manipulación genética del SARS-CoV-2, sin embargo, refieren que todavía se necesitan realizar más ensayos en roedores (ratones y hámsters) y posteriormente en macacos para comprobar que todo funciona a la perfección, que sea estable… pero sobre todo, que sea segura.

Otra de las ventajas de esta novedosa vacuna es que proporcionará una inmunidad de larga duración, a lo mucho de tres años. “Al basarse en un ARN autorreplicante, induce una inmunidad no solo de alto nivel, también de larga duración. En principio nuestra vacuna debería ser más inmunogénica que las que se están suministrando ahora, porque además incluye varias proteínas del virus. Ahora bien, esa duración, para cualquier vacuna que induzca una inmunidad en las mucosas respiratorias, puede ser de 1, 2 o como máximo 3 años”, explica Enjuanes en una entrevista publicada en el propio portal del CSIC.

Definitivamente esta será una de las mejores vacunas contra el SARS-CoV-CoV-2.

Esta nota se realizó tomando como base un artículo original publicado por Mónica Lara del Vigo, en la página web del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), mismo que puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:COVID-19, Medicina y Salud

Etiquetas:, , , ,