Los científicos están pintando vacas como cebras para salvar el medio ambiente.

El tábano es una especie de mosca que ataca al ganado bovino, ovino, caprino, porcino y a todo tipo de mamíferos domésticos y salvajes, incluido el hombre. Aunque no suelen ocasionar grandes problemas económicos en la ganadería, sus dolorosas picaduras son muy molestas y estresantes para los animales, llegando inclusive a verse reducida en un 25% la producción de vacas lecheras en pastoreo. 

Estudios anteriores han demostrado que las rayas blancas y negras son evitadas por los tábanos, lo cual podría ser utilizado para proteger a otros animales y a los humanos de las picaduras de este insecto, así como de otras criaturas hematófagas (parásitos que se alimentan de sangre). Ahora, un equipo de investigadores japoneses han encontrado la manera de usar los resultados de estas anteriores investigaciones para evitar que los tábanos perjudiquen al ganado. Los investigadores pintaron rayas estilo cebra en un grupo de vacas, rayas negras (en cuerpos negros) en otro, y dejaron otras vacas sin pintar como grupos control.

“Descubrimos que pintar rayas estilo cebra en las vacas puede disminuir la incidencia de piquetes de tábanos en los individuos en un 50%. También encontramos que la reducción de los aterrizajes de moscas que pican coincide con una reducción de los comportamientos defensivos en las vacas” escriben los investigadores en las conclusiones de su estudio, publicado en PLOS ONE.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El equipo cree que si los resultados se pueden replicar, las rayas artificiales podrían usarse como una mejor manera de combatir las moscas que pican, que el seguir usando los pesticidas tradicionales. Además de ser más económicas, las rayas no son tóxicas y son más saludables para el ganado, además de mejores para el medio ambiente. “Este trabajo proporciona una alternativa al uso de pesticidas convencionales para mitigar los ataques de moscas que pican al ganado, además de ayudar a resolver el problema de la resistencia a los pesticidas en el medio ambiente”, finalizan los científicos. 

El estudio ha sido publicado en la revista PLOS ONE, y lo puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Ciencia, Medio ambiente

Etiquetas: