La vacuna de Oxford contra la malaria es la más eficaz nunca antes fabricada.

Hace unos días se publicó en la revista the lancet algo verdaderamente increíble. Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford logró desarrollar la primera vacuna contra la malaria, la cual demostró tener una eficacia del 77% en los ensayos, el nivel más alto jamás alcanzado hasta ahora.

La malaria es una enfermedad producida por el parásito Plasmodium, es transmitida a los humanos por picaduras de mosquitos infectados del género Anopheles, y se caracteriza por un cuadro febril agudo cada dos o tres días que, de no atenderse al poco tiempo de presentarse los síntomas, puede llevar a la muerte de la persona. Esta enfermedad es la responsable de unas 400,000 cada año, siendo los niños los más afectados en zonas del áfrica subsahariana.

Plasmodium vivax emergiendo de dos eritrocitos que ha infectado. Crédito: Sciencemag

Ahora, con la nueva vacuna desarrollada por los investigadores de Oxford (el mismo equipo que trabajó con AstraZeneca para el desarrollo de la vacuna COVID-19), se espera que esta tasa de mortalidad disminuya drásticamente. “Esta nueva vacuna podría cambiar las reglas del juego hacia la eliminación de la malaria, una enfermedad que ha matado a más personas que cualquier otra enfermedad”, explicó en un comunicado el Dr. Simon Bland, director del Instituto Global para la Eliminación de Enfermedades. 

En el estudio participaron 450 individuos, los cuales se dividieron en tres grupos; un primer grupo recibió una dosis baja de la vacuna, el segundo grupo una dosis alta, y el tercer grupo recibió una dosis de vacuna contra la rabia, como grupo control. Los resultados observados fueron impresionantes y alentadores.

La Organización Mundial de la Salud ha establecido un objetivo del 75% de eficacia en una vacuna contra la malaria, la cual estaba prevista para 2030. Sin embargo, esta nueva vacuna es la primera en sobrepasar ese nivel. “Esto es fantástico. Vimos por primera vez estos resultados después de seis meses el año pasado y estábamos emocionados”, exclamó el Dr. Adrian Hill de la Universidad de Oxford y coautor del estudio.

 

Los resultados han sido publicados en The Lancet, y los puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Medicina y Salud

Etiquetas:,