¿Qué es el monstruo del lago Ness? La ciencia te lo explica.

Quizá una de las criaturas más famosas cuyo misterio ha trascendido décadas hasta nuestros días, sea el monstruo del lago Ness, una criatura que ha sido protagonista de muchos cuentos, leyendas urbanas y que ha formado parte del folclore de una de las zonas más enigmáticas de las tierras altas escocesas. Pero ¿Qué tiene la ciencia que decir al respecto? Hasta el día de hoy, la idea de que exista un monstruo de características prehistóricas solo ha sido fundamentada por “supuestos avistamientos” y fotografías realizadas por  gente aledaña al lago del cual deriva su nombre, el lago Ness. Sin embargo, no hay evidencia contundente que respalde la teoría de su existencia, haciendo de esta no solo una aseveración debatible, sino imposible. 

El lago Ness, hogar del supuesto «monstruo'». (Sam Fentress / Wikimedia Commons / CC BY 2.0)

Las primeras historias que hacen referencia a dicho ejemplar se remontan hasta el siglo VI, con los relatos escritos sobre Columba y una hazaña heroica. Sin embargo, uno de los “primeros avistamientos” sobre un animal desconocido de características prehistóricas datan de la década de los 30s, cuando el criptozoólogo Rupert Gould realizó las primeras publicaciones sobre Nessie (monstruo del lago Ness). La criptozoología es una de las tantas pseudociencias existentes, en la cual se trata de explicar la existencia de seres del folclore.

Una de las primeras ideas que alimentó el interés por este supuesto animal, fue un reportaje realizado en 1934 por el viajero George Spicer, en el cual expresaba en palabras claras que había sido testigo del avistamiento de una criatura similar a un dragón o animal prehistórico. A raíz del supuesto avistamiento de Spicer, le secundaron muchos otros más, todos ellos sin fundamentos ni evidencias.

Un boceto de 1934 por un tal Arthur Grant de su aparente avistamiento de Loch Ness. (Anónimo / Wikimedia Commons / Dominio público)

Uno de los más famosos “avistamientos” fue realizado y plasmado en una fotografía por el médico británico Robert Wilson, en abril de 1934 y publicada en The Daily Mail por primera vez. La imagen (que se muestra a continuación) capturaba a una criatura de aspecto similar al de una serpiente. Más tarde se comprobó la falsedad de dicha fotografía, en la cual el supuesto monstruo fue realizado con materiales moldeados encima de un submarino de juguete.

Foto del médico Robert Wilson. (Imágenes Keystone / Stringer / Getty)

¿Es posible que el monstruo del lago Ness sea real?

Si bien es cierto que este “monstruo” ha agarrado mucha popularidad a través de los años, lo cierto es que no se cuenta con evidencia contundente y científica que respalde su existencia. La ausencia de material físico para efectuar el análisis científico, como dientes, huesos grandes y en especial la ausencia de ADN extraño, hace que las afirmaciones de los avistamientos rayen en la imaginación, y sean carentes de credibilidad.

Por otra parte, aunque se cuenta con muchas fotografías, en los últimos años se ha demostrado la falsedad de una gran proporción de las mismas; el resto parecen ser modificaciones digitales.

A lo anterior se unen imágenes no concluyentes mediante el empleo de escaneos de sonar, utilizadas en la búsqueda en el lago. Ninguna de ellas muestra información que se asemeje a las descripciones en los “avistamientos” del monstruo del lago Ness. La idea de que exista una criatura prehistórica que habita las aguas de las tierras escocesas, es sin duda una de las más interesantes que puede haber, pero hasta ahora, no hay evidencia científica que respalde la existencia de este ser.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Curiosidades Científicas y más., Mundo

Etiquetas:,