Las mujeres que consumen ciertos suplementos multivitamínicos tienen menor riesgo de padecer COVID-19.

Es bien conocido que la suplementación con cierto tipo de vitaminas, minerales, ácidos grasos, carbohidratos y proteínas, mejora notablemente el rendimiento físico; de hecho, su prescripción no sólo está indicada en la actividad deportiva, sino también para mejorar la calidad de vida. Sin embargo, es necesario que esta venga siempre de la correcta prescripción médica o del nutriólogo, para evitar un consumo excesivo que pudiera llegar a dañar la función hepática y renal. Aunque la mayoría de los micronutrientes se adquieren en la dieta, muchas veces el personal médico puede indicar el consumo de estos en suplementos, dependiendo de la situación que se presente.

Desde que comenzó esta pandemia, la venta de este tipo de productos (y en especial los suplementos multivitamínicos) se elevó considerablemente. Y no era de extrañarse, pues muchos medios aconsejaban su consumo para “fortalecer” el sistema inmunológico.  Sin embargo, parece ser que el consumo de estos productos tuvo un beneficio en la población femenina que los ha consumido. Ahora, un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores ha encontrado una pequeña asociación con el uso de suplementos y una menor incidencia de infecciones de COVID-19 en las mujeres que consumen estos productos.

“Observamos una asociación modesta pero significativa entre el uso de probióticos, ácidos grasos omega-3, suplementos multivitamínicos o de vitamina D y un menor riesgo de dar positivo en la prueba del SRAS-CoV-2”, comentan los investigadores en las conclusiones de su trabajo, publicado a principios de la tercer semana de abril en la revista BMJ Nutrition Prevention & Health.

Es importante mencionar que este es un estudio observacional basado en autoinformes, lo que significa que no hay pruebas contundentes de que los suplementos multivitamínicos produzcan menos diagnósticos de COVID-19. En él, los investigadores recabaron los datos de una aplicación de la health science company Zoe, en la cual se encuestaron a los participantes sobre su consumo de suplementos alimenticios, si habían tenido síntomas de COVID-19 y si se habían realizado la prueba para la detección de SARS-CoV-2 y sus resultados.

Los investigadores recabaron los datos de 373,720 participantes de Reino Unido, de los cuales 175,652 eran consumidores de suplementos y 197,068 no consumían suplementos. Después de hacer los análisis pertinentes, se percataron de que los que tomaban probióticos, ácidos grasos omega-3, multivitaminas o vitamina D tenían un riesgo menor de infección por SARS-CoV-2 en un 14%, 12%, 13%  y 9%, respectivamente. Por otra parte, el equipo también menciona que  no se encontraron beneficios claros para los hombres ni ningún efecto de la vitamina C, el ajo o el zinc, y que se requieren ensayos controlados aleatorios para confirmar estos hallazgos observacionales antes de poder hacer recomendaciones terapéuticas.

Después de todo, parece ser que el empleo de las mascarillas, aunado a una buena higiene y distanciamiento social lo pueden mantener más seguro que consumiendo cualquier tipo de suplemento.

 

El estudio ha sido publicado en el BMJ Nutrition Prevention & Health, y lo puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.