¿Padeces de congestión nasal? Podrías tener una disminución de la conectividad cerebral.

Las enfermedades inflamatorias nasales y de senos paranasales son un grupo de enfermedades que afectan a la mucosa que tapiza las fosas nasales y los senos paranasales. Dentro de este grupo de enfermedades se encuentra la rinitis, la sinusitis y la rinosinusitis crónica, afecciones comunes caracterizadas por alteraciones en el correcto drenaje del moco, ocasionando una congestión de la nariz. Produciendo dificultad para respirar, lagrimeo e hinchazón del área alrededor de los ojos; la enfermedad tiene una prevalencia del 16% tan solo en Estados Unidos, y del 7% en países europeos. 

Ahora una nueva investigación liderada por científicos de la Universidad de Washington, ha encontrado un vínculo entre esta afección y los cambios en la actividad cerebral. El equipo, liderado por la otorrinolaringóloga Aria Jafari, utilizaron los datos de un grupo de pacientes con rinosinusitis crónica y sujetos sin inflamación de los senos nasales, y luego los compararon con el flujo sanguíneo y la actividad neuronal en el cerebro. Curiosamente, los investigadores encontraron una menor conectividad en el cerebro en aquellos pacientes con la enfermedad.

“En este estudio de casos y controles, los participantes con inflamación nasosinusal mostraron una disminución de la conectividad cerebral dentro de un importante centro funcional con un papel central en la modulación de la cognición. Esta región también muestra una mayor conectividad a las áreas que se activan durante el procesamiento introspectivo y autorreferencial y una menor conectividad a las áreas involucradas en la detección y respuesta a los estímulos”,comentan los investigadores en las conclusiones de su estudio, publicado en JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, el pasado 8 de abril de 2021.

Con esta investigación, el equipo espera ayudar a explicar algunos de los efectos comunes de la inflamación nasal persistente, que involucran mareos, dificultad para dormir y concentrarse, y la lucha contra episodios de depresión. Como explican los investigadores, se requieren más estudios futuros para determinar la aplicabilidad de estos hallazgos a una población clínica de rinosinusitis crónica más grande.

La investigación ha sido publicada en el JAMA Otolaryngology-Head & Neck Surgery, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.