«Mi nombre es Ralph». La curiosa campaña lanzada contra la experimentación en animales.

Al hablar de animales, nos embarcamos en un mundo donde actualmente existen dos posturas muy arraigadas en internet. Un tema en particular resulta importante mencionar, y es la experimentación ejecutada en muchos modelos biológicos (animales de laboratorio). En este punto, existe una gran cantidad de productos que son muy importantes en la vida de los humanos. Hablamos de los productos encaminados a cuidar y proteger la salud humana, y si se hace presente la enfermedad, a los productos que tienen la finalidad de recuperar la homeostasis y con ello la salud.

Recientemente se ha lanzado una campaña que pretende concientizar a las personas sobre el empleo de animales de laboratorio y, aunque el video explica que está enfocado en el testeo con los productos cosméticos y de belleza, se resalta el tema sobre el evitar la experimentación con animales.

Es cierto que existen productos que no son indispensables para el humano, como los productos de belleza o algunos accesorios (y su empleo depende únicamente de la personalidad de cada uno). Sin embargo, existen otros productos indispensables en la vida del humano.

Todos hemos enfermado alguna vez, y recurrimos a los fármacos para recuperar la salud. A veces se requiere el consumo de ciertos agentes xenobióticos para evitar que aparezcan enfermedades perjudiciales para el hombre. Por otra parte, grandes avances en materia de oncología, farmacología, genética… y medicina en general, se han logrado a través de la experimentación con modelos biológicos. 

En el más sencillo de los ejemplos, todos (o en su mayoría) alguna vez hemos consumido una simple “aspirina” (ácido acetilsalicílico) para calmar diversas afecciones que producen dolor ¿Sabe todas las pruebas y fases por las que tuvo que pasar ese agente para llegar a sus manos, y también en cuantos animales se probó su seguridad antes de que usted lo llegara a consumir?

Ahora bien, mientras el famoso video trata de concientizar sobre el empleo de animales de laboratorio durante las pruebas de seguridad de los productos cosméticos, lo cierto es que muchas veces es indispensable su uso  (como el expuesto con anterioridad).

Actualmente existen muchos programas sobre bioética que tratan de disminuir el empleo de los animales en las pruebas experimentales. En otros casos, los grandes avances tecnológicos, como la creación de órganos 3D, parecen ser muy prometedores para suplir las pruebas de seguridad en modelos biológicos. Sin embargo, lo cierto es que aún falta más camino por recorrer para llegar a suplir en su totalidad a los animales.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Curiosidades Científicas y más., Mundo

Etiquetas: