El agua caliente bajo el “glaciar del Juicio Final” amenaza con derretirlo más rápido de lo que se pensaba.

Por primera vez logran obtener datos del subsuelo del glaciar Thwaites, el cual es conocido como ‘Glaciar del Juicio Final’ o glaciar Doomsday (debido a su colosal tamaño). Desafortunadamente no son buenas noticias. Un equipo de investigadores liderados por la Universidad de Gotemburgo en Suecia, descubrieron que el suministro de agua caliente que se halla debajo de dicho glaciar es mayor de lo que se pensaba, lo que hace temer un derretimiento más rápido y una aceleración del flujo de hielo.

Dado que la ubicación del glaciar es tan remota y las condiciones de la región son muy peligrosas, los investigadores únicamente habían logrado tomar medidas cerca del borde de la plataforma de hielo y, hasta ahora, no se había tomado ninguna medida en la cavidad por debajo del glaciar.

De acuerdo con la Dra. Anna Wåhlin, oceanógrafa física de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, los datos obtenidos ayudarán a calcular con mayor precisión el derretimiento del hielo en el futuro, y se podrán mejorar los modelos existentes encaminados a la detección de variaciones en el nivel del mar. «La buena noticia de todo esto, es que ahora por primera vez, estamos recopilando datos importantes para modelar la dinámica del glaciar de Thwaite», comenta la investigadora.

La información fue recopilada por un vehículo submarino no tripulado llamado Ran, el cual se sumergió profundamente bajo el espeso hielo del glaciar, midiendo la salinidad, fuerza, temperatura, y contenido de oxígeno de las corrientes oceánicas subyacentes debajo. Con los datos obtenidos, los investigadores pudieron identificar tres entradas de agua caliente, una de las cuales había sido subestimada seriamente.

Todavía quedan algunas incertidumbres por aclarar; por ejemplo, no está claro cuánto de ese calor disponible contribuye realmente a derretir el glaciar, pero los autores predicen que la energía transportada por una sola corriente local es suficiente para derretir el hielo a una tasa aproximada de 86,000 kilogramos / año.

 

Los nuevos hallazgos han sido publicados en la revista Science Advances, y los puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.