Científicos lograron aislar un colorante azul para alimentos que es completamente natural.

Muchos de nuestros alimentos (sino es que todos) poseen en su composición colorantes que resaltan y avivan su atractivo para que parezcan más apetitosos. Sin embargo, la gran mayoría de estos colorantes son de naturaleza sintética. Ahora, un grupo multidisciplinario de científicos lograron aislar y han aprovechado una de las cosas más raras: un colorante azul de naturaleza orgánica presente en la naturaleza. Lo sorprendente del asunto es que han descubierto una manera de llevarlo a la producción masiva. En esta investigación, que fue una colaboración de casi 10 años de desarrollo, los investigadores aislaron un tinte azul natural llamado antocianina en la col lombarda. 

Helado azul coloreado por la antocianina cian. (Mars Wrigley Global Innovation Center)

De acuerdo con Pamela Denish, biofísica y autora principal del estudio, los colorantes azules son extremadamente raros en la naturaleza. En consecuencia, todos los productos que usamos (ya sea en los alimentos o en los de uso cotidiano) le deben su coloración azul a dos colorantes sintéticos: FD&C Blue No. 1 y FD&C Blue No. 2, los cuales han sido considerados seguros por las autoridades sanitarias pertinentes.

Ahora, con este descubrimiento, es posible que los alimentos azules y otros productos de consumo, no tengan que depender de tintes sintéticos para darles la tonalidad azul. «A pesar de una larga historia de investigación, el azul sigue siendo uno de los colorantes más difíciles de obtener de cualquier fuente y más aún de fuentes naturales y comestibles», explican Denish y los coautores del nuevo artículo.

En la investigación, los científicos analizaron la composición química que da la coloración a la col roja, llegando a la conclusión de que las antocianinas responsables de su coloración roja podrían verse modificadas para volverse azules, mediante la exposición enzimática. Después de una intensa búsqueda en las bases de datos genómicas, los científicos encontraron la enzima capaz de realizar esto. Mediante ingeniería genética lograron crear una enzima modificada capaz de volver las antocianinas azules.

Aunque los resultados son muy prometedores, lo cierto es que se necesitan realizar pruebas de seguridad antes de llevarla al consumo humano.

 

La investigación fue publicada en Science Advances, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.