Un extraño comportamiento observado en los muones podría dar una bofetada al Modelo Estándar de la Física.

El muón es una partícula elemental, lo que significa que no se descompone en otras partículas. Actualmente solo se encuentra en los rayos cósmicos y en los laboratorios. Ahora, una misteriosa propiedad magnética observada recientemente en estas partículas, da indicios de que es posible que haya nuevas partículas exóticas y fuerzas más allá del Modelo Estándar de la física, uno de los grandes pilares de la Teoría Cuántica. «Es algo muy importante en la ciencia, pues esta podría ser la señal tan esperada de la nueva física que todos esperábamos», dice el físico teórico Bhupal Dev de la Universidad de Washington.

El equipo experimental Muon g-2 en Fermilab en Illinois.

La propiedades eléctricas que exhiben los muones, les confiere que giren cuando son sometidos en un campo magnético. Debido a un fenómeno conocido como “precesión”, los físicos pueden medir las frecuencias en los giros (lo cual está determinado por sus interacciones con otras partículas y fuerzas). Todo esto se representa en el Modelo Estándar de Partículas por un parámetro llamado “factor g”, el cual se puede calcular con extrema precisión. Hace algunos años, un grupo de investigadores del Laboratorio Nacional Brookhaven, en Nueva York, reportaron las primeras diferencias en las predicciones, pues los muones al parecer giraban más rápido de lo teórico. Ahora, los resultados reportados por los investigadores del Fermilab en Illinois, parecen respaldar aquellas observaciones de 2006, hace poco más de 15 años.

Para medir las sutilezas magnéticas del muón, los investigadores arrojaron millones de partículas alrededor del enorme imán del “Muon g−2 experiment”. Lo que observaron los físicos fue algo asombroso, pues la tasa de precesión fue diferente de la teórica con base al Modelo Estándar; los investigadores reportaron sus hallazgos en el Physical Review Letters.

Actualmente esta noticia es el centro de atención en el mundo de la ciencia, propiamente dicho en la Física. Aunque persisten los debates y algunas controversias en torno a este experimento, muchos físicos piensan que esta predicción es sólida y es poco probable que cambie con una mayor investigación. Otros, en cambio, especulan que la explicación de la anomalía magnética de los muones puede estar relacionada con una nueva partícula (por ejemplo). Sea como sea, lo cierto es que las observaciones y resultados de este experimento se unen a las del más reciente experimento del CERN, las cuales fueron publicadas en arXiv.org el 22 de marzo.

 

La investigación ha sido publicada en el Physical Review Letters, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.