La ciencia ayuda a este felino ruso con prótesis de titanio por la pérdida de sus extremidades.

En Rusia sucedió algo increíble; una gata, cuyo nombre es Dymka, recibió una nueva oportunidad para caminar después de que veterinarios e investigadores realizaron una cirugía para reemplazar sus patas delanteras y traseras con prótesis impresas en 3D hechas de titanio. La gatita, había perdido sus cuatro extremidades en 2018 a causa de las bajas temperaturas que azotan a Rusia en las temporadas invernales. Además de sus patas, el felino también perdió los pabellones auriculares y su cola.

Dymka con sus nueva prótesis.

Hoy, gracias al veterinario Sergei Gorshkov, quien trabajó con investigadores de la Universidad Politécnica de Tomsk, en Rusia, Dymka tiene una nueva oportunidad no solo para caminar, ya que también puede correr y dar saltos pequeños. Para lograr esto, los investigadores se valieron de la tecnología 3D para crear las patas de metal, mismas que se fusionaron con los huesos del gato. “Dymka se convirtió en el segundo gato del mundo con prótesis de las cuatro extremidades. Las nuevas patas delanteras y traseras del gato tienen un modelo individual que fue impreso con titanio en una impresora 3D”, escribió la universidad en un comunicado. 

De acuerdo con un comunicado, el equipo de investigación se preparó durante seis meses antes de proceder quirúrgicamente. Simularon prótesis futuras, eligieron el material para la fabricación y el tamaño adecuado. Después de una valoración por tomografía, se comprobó que la gatita era candidata adecuada para las prótesis. Para evitar que el sistema inmunológico del felino rechazara las prótesis, el equipo aplicó un recubrimiento microactivo de fosfato de calcio.

decidimos que podíamos ayudar a Dymka. Planeamos prótesis individuales, primero para las patas delanteras y luego para las traseras », recuerda Sergey Gorshkov. – Los hicimos en una impresora 3D, hicimos un rociado especial, para que en un futuro no hubiera rechazo de los implantes. Esta etapa tomó alrededor de seis meses.

Ahora, después de un año de esta hazaña, la gatita tiene una segunda oportunidad.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Curiosidades Científicas y más.

Etiquetas: