Un estudio alucinante sugiere que el tiempo existió antes del Big Bang.

Existen pequeñas ramas inmersas entre la física contemporánea que se leen como si fueran novelas de ciencia ficción. Y sí, la mayoría de las veces son teorías alocadas que resultan de una maraña de ecuaciones formuladas que, a la hora de la verdad, se estrellan con eso que llamamos evidencia experimental.

Bajo ese contexto, un equipo de astrónomos rebobinaron el «reloj» de nuestro universo a partir de las ecuaciones de la Relatividad General de Einstein, y los resultados fueron impactantes, pues encontraron que este no llevaría a un punto de parada, sino a través de un comienzo diferente en un espacio volteado.

Si pudiéramos retroceder unos 13,800 millones de años, llegaremos a un punto en el que el espacio se limita a un volumen increíblemente pequeño, conocido como singularidad. «En este momento, el Big Bang y toda la materia existente habrían estado completamente amontonadas. «La densidad habría sido infinita», explicó alguna vez el profesor Stephen W. Hawking en una conferencia sobre “El comienzo del tiempo”.

Hay una serie de modelos físicos usados para describir la inexistencia de materia en el espacio vacío; La relatividad general de Einstein es uno de ellos, pues describe la gravedad en relación con la geometría inherente del material que constituye el universo. Sin embargo, teoremas propuestos por físicos como Hawking o el matemático Roger Penrose afirman que las soluciones a las ecuaciones de la relatividad general quedan incompletas en la escala infinitamente pequeña de una singularidad. En términos simples, las leyes físicas se corrompen dentro de una singularidad, lo que lleva a una mezcla de especulaciones sobre qué tipo de leyes gobiernan en estos lugares y se intenta rescatar lo poco de la ciencia que aún sigue teniendo sentido.

Otros físicos, en cambio, han argumentado que hay algo más allá del Big Bang. Algunos proponen que nuestro universo fue precedido por un antiuniverso. Tomando otro enfoque, los físicos Tim A. Koslowski, Flavio Mercati y David Sloan idearon un modelo por allá de 2019, el cual reinterpreta el concepto del espacio contraído, considerando de manera separada el mapa del espacio-tiempo propiamente dicho de la materia que este contiene.

«Los términos problemáticos de la Relatividad General resultan irrelevantes cuando se analiza el comportamiento de los parámetros que determinan cómo el universo se ve desde adentro», dijo Sloan, físico de la Universidad de Oxford y autor principal del mencionado estudio. En lugar de una singularidad, los autores conciben al Big Bang como algo que ellos llaman «Punto de Janus». Con este modelo, a medida que es rebobinado el tiempo, las posiciones relativas y las escalas del material que constituye el universo se aplanan hasta lo que ellos llaman un «panqueque’ bidimensional». Luego, al pasar por el Punto Janus, el panqueque recupera nuevamente sus tres dimensiones, aunque en sentido inverso, lo cual podría tener profundas implicaciones en la simetría en la física de partículas, o inclusive producir un universo basado principalmente en antimateria.

«No introducimos nuevos principios ni hacemos modificaciones a la teoría de la relatividad general de Einstein», resumió Sloan, añadiendo que el estudio tan solo altera «la interpretación que se hace de los objetos».

Esta investigación fue publicada en Physics Letters B.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Astronomía, Ciencia

Etiquetas:,