El SARS-CoV-2 infecta la boca y se puede propagar en la saliva, de acuerdo con un estudio.

Es bien conocido que las células de las vías respiratorias son el principal blanco del coronavirus responsable de COVID-19; ahora, un equipo de investigadores aseguran haber enconrado evidencia de que el SARS-CoV-2 infecta la boca, incluidas las glánduas salivales, las encías y las mejillas; su estudio ha sido publicado en Nature Medicine el pasado 25 de marzo. De acuerdo con los investigadores, sus observaciones podrían explicar por qué las  personas infectadas por el virus pierden el sentido del gusto.

“Cuando se traga saliva infectada o se inhalan partículas pequeñas, creemos que potencialmente puede transmitir el SARS-CoV-2 a nuestras gargantas, nuestros pulmones o incluso a nuestras entrañas”, dijo el Dr. Kevin Byrd, del Instituto de Ciencia e Investigación de la Asociación Dental Estadounidense y autor corresponding del estudio.

Recolectando saliva de 35 voluntarios de los Institutos Nacionales de Salud que tenían COVID-19 leve o asintomático, los investigadores pudieron notar que aquellos con síntomas de la enfermedad, la presencia del ARN viral en la saliva se asoció positivamente con la pérdida del gusto y el olfato. Para abordar esto, los investigadores generaron un atlas integrado de tejido oral humano en adultos con base a secuencias de RNA. De acuerdo con los investigadores, la cavidad oral representó un sitio robusto y subestimado para la infección por SARS-CoV-2. “Aunque nuestro método se centra principalmente en el SARS-CoV-2, este atlas podría utilizarse para explorar la susceptibilidad a otros patógenos y virus”, dicen los científicos en las conclusiones de su estudio.

 

La investigación ha sido publicada en Nature Medicine, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.