Una vacuna contra COVID-19 en forma de píldora está programada para ingresar a los primeros ensayos clínicos.

Una vacuna contra el SARS-CoV-2 que existe en forma de píldora podría entrar en las primeras fases de los ensayos clínicos este año. Oravax, la compañía que trabaja en este producto, anunció en un comunicado de prensa que espera comenzar la primera fase de ensayos clínicos en humanos en junio.

Este paso es solo la fase más temprana del desarrollo de una vacuna. No hay garantía de éxito, e incluso si funciona, podría pasar un año o más antes de que se autorice su uso (Moderna y Pfizer comenzaron sus primeras pruebas en humanos en marzo y mayo de 2020, respectivamente).

Las vacunas orales son una opción que se está evaluando para las vacunas de «segunda generación», que están diseñadas para ser más escalables, más fáciles de administrar y más sencillas de distribuir.

 

En un comunicado de prensa emitido por la empresa Oravax, se mencionó que los ensayos podrían comenzar en junio. Una vacuna oral podría «potencialmente permitir que las personas se tomen la vacuna en casa», dijo Nadav Kidron, director ejecutivo de Oramed, en el comunicado.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.