Los paneles solares pueden alimentar invernaderos sin retrasar el crecimiento de las plantas.

De acuerdo con un nuevo estudio publicado en Cell Reports Physical Science, los invernaderos que se encuentren equipados con paneles solares pueden generar electricidad sin afectar el crecimiento y la salud de las plantas en su interior. En el estudio, se muestra que la lechuga se puede cultivar en invernaderos con paneles solares que filtran las longitudes de onda de la luz que se utilizan para generar energía, lo que demuestra la viabilidad de utilizar paneles solares transparentes en invernaderos para generar electricidad.

Para que se lleve a cabo el proceso de fotosíntesis en las especies vegetales, no se necesita la energía disponible en todas las longitudes de onda presentes en la luz. Es por esta razón, que los investigadores  se han encaminado en desarrollar ideas innovadoras, y una de ellas es la de crear células solares semitransparentes, las cuales tienen la peculiaridad de absorber las longitudes de onda de luz que no necesitan las plantas, e incorporarlas en invernaderos.

(Ravishankar et al., Cell Reports Physical Science, 2021)

En su proyecto, los investigadores probaron lotes de lechuga de hoja roja bajo diferentes tipos de vidrio y longitudes de onda de luz, manteniendo las demás variables iguales, incluida la temperatura, fertilizante, la concentración de CO2 y el suministro de agua. Para su sorpresa, la lechuga cultivada bajo células solares no mostró diferencias en ningún parámetro de medición, incluida la cantidad de dióxido de carbono absorbida por la planta, cantidad de antioxidantes presentes y el crecimiento vegetal; es más, hasta se pudo ver un beneficio, pues los paneles solares ayudaron a regular la temperatura del invernadero.

“Esto es prometedor para el futuro de los invernaderos que funcionan con energía solar”, explica Harald Ade, coautor del estudio. El siguiente paso hacia los invernaderos que funcionan con esta tecnología es probarla con plantas y cultivos distintos de la lechuga, pero estos primeros hallazgos son muy prometedores.

DOI: org/10.1016/j.xcrp.2021.100381

El estudio ha sido publicado en Cell Reports Physical Science, y la puedes ver aquí.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Tecnología

Etiquetas: