Las vacunas pueden llevarnos a la inmunidad colectiva a pesar de las variantes del virus, afirma inmunóloga de Harvard.

La mutación es uno de los eventos genéticos que con mayor frecuencia ocurre en los virus, a través de la cual se presentan cambios en su estructura, en su dinámica y a veces en su potencial de infección. En ocasiones, emergen nuevas variantes de un mismo virus y luego desaparecen; un evento “normal” hasta cierto punto, pues estas variantes pueden persistir.

La mutación es uno de los mecanismos que más se presentan en los virus, incluido el SARS-CoV-2.

A lo largo de esta pandemia, se han podido documentar diversas variantes del virus que causan COVID-19, el SARS-CoV-2, las cuales ponen en alerta y preocupación a las autoridades sanitarias a nivel mundial. Debido a esta situación, han salido a flote muchas teorías de conspiración sobre si las vacunas contra COVID-19 serán eficaces; a todo esto, se suman los recientes eventos que han ocurrido en torno a algunas vacunas, como la reciente noticia de AstraZeneca y Oxford University, sobre los posibles trombos relacionados a su vacuna. No es de extrañar que las noticias que pretenden mitigar las campañas de vacunación, centren su atención sobre los casos, y los intentan extrapolar con las variantes nuevas del virus, infringiendo temor en la población y aumentando la duda sobre si deben o no vacunarse… entre otras cosas.

Debido a esta situación, una reconocida inmunóloga de la Universidad de Harvard ha asegurado que las vacunas actuales parecen ser lo suficientemente efectivas para poner fin a esta pandemia. Galit Alter, Doctora y profesora de medicina en la Escuela Médica de Harvard y del Instituto Ragon de MGH MIT, habló durante una sesión informativa al mediodía del miércoles pasado por el Consorcio de Massachusetts sobre la preparación de patógenos.

Imagen
Dra. Galit Alter.

Entre los temas expuestos durante la sesión, la Dra. Alter mencionó que, si bien las variantes Sudafricana y del Reino Unido de SARS-CoV-2 dan la impresión de evadir cierta protección de la vacuna, ninguna de ellas ha escapado por completo a las respuestas inmunitarias post-vacunación del cuerpo.

La doctora mencionó que, incluso si la efectividad de las vacunas más efectivas cayera al 70%, la población todavía podría generar inmunidad colectiva. Este es un camino seguro capaz de poner fin a la pandemia. “Vemos que la inmunidad conferida por la vacuna esencialmente puede limitar por completo la aparición de cualquier infección en la población”, menciona Alter.

“Estos datos nos dan la esperanza de que, incluso teniendo vacunas con menos del 95% de protección contra estas variantes emergentes, la luz al final del túnel se acerca”. Una de las ventajas de las vacunas es su potencial para reducir en gran medida la enfermedad grave y la muerte, por tanto, una campaña de vacunación que elimine los casos más graves es sinónimo de países con casos más leves.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.

ensedecienciaalan

Alan Steve tiene una licenciatura en Bioquímica Clínica por la Universidad Nacional Autónoma de México y hace trabajo de investigación en la Unidad de Genética y Diagnóstico Molecular del Hospital Juárez de México. En internet, Alan es fundador de la comunidad Enséñame de Ciencia.