Alimentar al ganado con algas marinas podría ser una solución para el cambio climático.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero que el sector del transporte. Para controlar la emisión de gases de efecto invernadero por este sector, se puede optar por reducir el consumo de carne o bien,  adaptar la alimentación de los rumiantes, con el objetivo de que durante el proceso de digestión se produzca una menor cantidad de gases como el metano.

En este último punto, sale a flote una investigación publicada en la revista científica PLoS One. En el estudio, los autores exponen como conclusión, que el incorporar suplementos de algas de la especie Asparagopsis taxiformis a la dieta del ganado vacuno «podría reducir las emisiones de metano de estos animales hasta en un 82%, y allanar el camino para la producción sostenible de ganado en todo el mundo».

Problemas asociados a la ganadería industrial y al consumo excesivo de  carne | Gastronomía & Cía

No es una novedad la innovación de introducir algas a las dietas de los rumiantes:

El profesor Kebreab, director de estudio llevado a cabo por la estudiante de posgrado Breanna Roque, recuerda que existen estudios anteriores que apuntan los beneficios de introducir suplementos de algas en la dieta del ganado pero que ahora se muestran casos concretos de la eficiencia de este proceso de forma sostenida en el tiempo.

El estudio fue publicado en PloS One, y la puedes ver aquí.

DOI: org/10.1371/journal.pone.0247820

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Medio ambiente

Etiquetas:,