Planean construir un “arca lunar” para preservar el ADN de millones de especies en la Luna.

Investigadores de la Universidad de Arizona han propuesto un plan audaz para respaldar la biodiversidad de la Tierra en caso de una catástrofe planetaria. La idea es almacenar el material genético de millones de especies debajo de la superficie de la luna en tubos de lava, que podrían actuar como un “arca lunar” que preservará el recurso más preciado de la Tierra: la evolución de miles de millones de años de vida.

Este proyecto es similar a la Bóveda de Semillas “Doomsday” de Noruega, que alberga más de 850,000 muestras de semillas diferentes en el gélido Ártico. Las semillas se mantienen a -18°C y deben protegerse contra una serie de desastres potenciales, que van desde el calentamiento global hasta la guerra nuclear. 

Qué es y para qué sirve la Bóveda Mundial de Semillas - Mitre y el campo

Bóveda de Semillas “Doomsday” de Noruega.

 

Asimismo, el arca lunar depositaría semillas, esporas, esperma y óvulos congelados criogénicamente de millones de especies de animales. Para proteger estas preciosas muestras, el arca se almacenaría dentro de uno de los más de 200 tubos de lava identificados hasta ahora debajo de la superficie de la luna.

Solar-Powered Lunar Ark Proposed As “Modern Global Insurance Policy” - Seen First News

Solar-Powered Lunar Ark Proposed As “Modern Global Insurance Policy” - newsotime

Impresión artística del arca lunar subterránea propuesta. Crédito: Universidad de Arizona.

 

La Tierra también tiene tubos de lava formados durante sus primeros años, pero estos son mucho más pequeños, del tamaño de los túneles del metro, y han sido erosionados con el tiempo por terremotos, placas tectónicas y otros procesos naturales. Las cavernas lunares son más adecuadas para actuar como una bóveda genética. 

Por supuesto, construir un arca en la luna es un proyecto muy ambicioso. De acuerdo con cálculos realizados, se necesitarían al menos 250 lanzamientos de cohetes para transportar alrededor de 50 muestras de cada una de las millones de especies de la Tierra.

Estas muestras se alojarían en una instalación subterránea alimentada por paneles solares colocados en la superficie de la luna. Dos o más pozos de ascensor conducirían a la instalación donde las muestras biológicas se alojarían en varios módulos de conservación criogénica.

 

La información fue dada a conocer por la Universidad de Arizona.

Una versión original de este artículo fue publicada en ZME Science.

Comparte ciencia, comparte conocimiento.


Categorías:Astronomía

Etiquetas: